Bambú Colihue

El bambú ha sido alabado desde tiempo inmemorial por su contribución a la resolución de problemas en el hábitat humano, se le ha llamado con justicia "el acero vegetal".

Ecológicamente, un recuperador de tierras agotadas, rescatando terrenos erosionados y degradados.

En el área de construcción es un recurso estructural. Superior al acero normal en fuerza tensión y al concreto en compresión.

Arquitectónicamente hablando, el bambú posee características físicas especiales y únicas, como su capacidad de resistir a la compresión y tracción de manera simultánea, esto le permite ser flexible, convirtiéndolo, gracias a su composición de fibras paralelas, en un material anti-sísmico único.

Buen aislante acústico y térmico, capaz de absorber micro bacterias, y con un gran número de subproductos en el área de la salud, energía y construcción.